10 tips para quemar grasa abdominal

grasa abdominal

Quemar grasa abdominal puede llegar a ser una pesadilla para mucha gente que tiene complejo cuando se mira al espejo; para adelgazar sería un error eliminar las grasas completamente de nuestra dieta porque algunas de ellas son grasas saludables.

 

Además la grasa abdominal puede ser un problema de salud porque en ocasiones supone que esa persona tenga también una elevada cantidad de grasa visceral; que es la grasa que está dentro de los órganos. Cuando este tipo de grasa es demasiado elevado el riesgo a enfermedades cardíacas o a un infarto de miocardio aumenta de manera exponencial.

 

Es muy importante también tener cuidado con el tipo de grasas que consumimos porque la grasa saturada (aquella considerada mala) en grandes cantidades nos puede llegar a subir mucho el colesterol. Sin embargo la grasa insaturada resulta mucho más digestiva. Como alimentos ricos en grasas saturadas podemos citar: la leche y sus derivados así como la mayor parte de la bollería; y entre los alimentos ricos en grasas insaturadas podemos destacar el pescado azul, los frutos secos y los aceites vegetales.

 

Por supuesto que en este blog no os vamos a animar a que dejéis de lado ningún alimento porque todo es necesario en la dieta en una cantidad adecuada; pero sí a que moderéis su consumo si queréis ver resultados en no demasiado tiempo.

 

Sin más vamos a empezar con la lista de los tips para quemar grasa abdominal:

 

1. Si quieres quemar grasa abdominal elimina el azúcar

Como todos sabéis el azúcar es un alimento altamente calórico con muy poco valor nutricional; y para adelgazar tenemos que eliminar calorías que no nos aporten nutrición.

 

El azúcar es un hidrato de carbono de absorción muy rápida que llega muy pronto a la sangre y que puede también producirnos una elevada cantidad de grasa en el hígado. Hay que tener en cuenta que el hígado es uno de los principales filtros del cuerpo; y un exceso de grasa en él puede hacer que no realice bien su función y por tanto eliminemos menos desechos.

 

2. Hacer ejercicios aeróbicos.

Los ejercicios aeróbicos nos ayudan a perder calorías siempre y cuando los hagamos con una cierta intensidad. Andar de 30-60 minutos todos los días con una marcha que nos cueste un poco hará que quememos calorías; y con ello quemaremos grasa abdominal.

 

Los ejercicios de cardio son muy buenos para lograrlo porque nos harán quemar mucha grasa. Podemos por ejemplo: saltar la cuerda, subir y bajar escaleras, bailar, pedalear; etc. Cualquier de ellos nos ayudará a eliminar la grasa abdominal con efectividad.

 

3. El entrenamiento con pesas acelerará la pérdida de grasa abdominal

El efecto de las pesas es diferente al del ejercicio aeróbico pero se complementan muy bien a la hora de perder grasa abdominal. Con las pesas tonificamos músculo y nuestro cuerpo queda más estético al final de la pérdida de peso.

 

Sin embargo, los beneficios de las pesas no terminan ahí. Cuando hacemos este tipo de entrenamiento el consumo de calorías no termina con el fin del esfuerzo físico; porque para recuperarse después de una sesión intensa de entrenamiento los músculos necesitan quemar oxígeno y nuestro cuerpo tiene que seguir quemando calorías para facilitar el proceso. Por este motivo la pérdida de grasa abdominal será mucho más efectiva si combinamos los dos tipos de ejercicio.

 

4. Beber agua con limón

El motivo de la efectividad del limón es que aumenta los ácidos del estómago; y con ello ayuda a descomponer la comida que ingerimos con mayor eficacia. Además nos ayuda a reducir el apetito.

 

Por otro lado, nos ayuda a desintoxicar el hígado si tenemos grasa en él; con lo que funcionará mucho mejor y nos ayudará a eliminar lo que nos sobra con mucha más facilidad.

 

5. Comiendo comidas altas en fibra eliminaremos grasa abdominal.

 

La fibra se ha demostrado que ayuda con el adelgazamiento en general y también a la hora de reducir grasa abdominal. La fibra es muy buena para adelgazar por dos motivos básicos: que nos ayuda a eliminar desechos; y que nos da sensación de saciedad.

 

Las mayores fuentes de fibra son las legumbres, los cereales integrales, las frutas y las verduras. Por ejemplo, la quinoa, la col rizada, las habas, las lentejas o las fresas.

 

6. Toma té verde

El té verde es un excelente diurético y nos ayuda mucho a eliminar la retención de líquido. Según algunos estudios el té verde hace que nuestro cuerpo libere hormonas que mandan señales a las células grasas para que se rompan; y una vez rotas es más fácil eliminarlas.

 

Así que para reducir la grasa abdominal es un excelente aliado. Es recomendable tomar entre tres y cuatro tazas al día; alternándolas fundamentalmente en la primera mitad del día si te suele costar dormir.

 

7. Los carbohidratos te impedirán eliminar grasa abdominal.

 

No se debe eliminar ningún grupo alimentario de la dieta; pero sí reducir su consumo a una cantidad básica para que no nos falte el nutriente sin que por ello peligre nuestra pérdida de peso y de grasa abdominal.

 

Los alimentos ricos en hidratos de carbono deberían suponer un máximo de un 30% de la dieta diaria; de esa manera nos aseguramos que el resto de alimentos llevan la delantera.

 

8. Si bebemos abundante agua arrastraremos la grasa abdominal

El agua ocupa más del 90% del volumen de nuestro cuerpo; sin ella no existiría la vida. Beber suficiente agua puede reportarte mucha salud; y si quieres adelgazar el agua es la que arrastrará lo que no necesitas para que tu cuerpo lo pueda eliminar; así que es sencillamente imprescindible.

 

Para saber la cantidad de agua que deberías tomar para que puedas bajar de peso con efectividad el truco está en dividir tu peso en kgs por 7; el resultado es el número de vasos de agua diarios que deberías tomarte para lograrlo.

 

9. Haz 5 comidas al día.

Cuando repartimos la injesta diaria en 5 comidas llegamos más saciados a las comidas principales y los atracones son menores. Eso sí, a media mañana y a media tarde no se debe «picotear» algo que aporte demasiadas calorías.

 

En este sentido son buenas opciones las infusiones con una galleta; las frutas; los yogures desnatados; etc. Lo más importante es que lo que tomemos en las injestas intermedias nos sacie lo suficiente para no atracarnos en las comidas principales sin que nos aporte demasiadas calorías.

 

10. Evita las grasas transgénicas o no perderás grasa abdominal.

Este tipo de grasas son fabricadas a nivel industrial gracias a la hidrogenación. Este proceso busca transformar el aceite líquido en grasa sólida; éste tipo de grasa es saturada y al cuerpo le cuesta más digerirla y eliminarla.

 

En su lugar es más recomendable tomar alimentos que tengan grasas monoinsaturadas y grasas poliinsaturadas; son mucho más saludables para el organismo y tienen mucho más valor nutritivo. Ejemplos de alimentos ricos en grasa monoinsaturada son las nueces y los aguacates; y como alimentos ricos en grasa poliinsaturada podríamos citar el salmón y los aceites vegetales.

 

Con estos sencillos tips y un poco de paciencia ayudaremos a que nuestro cuerpo baje de peso y a hacernos amigos de nuestra báscula.

Article Categories:
Tips

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *