Alimentación durante el embarazo

alimentación durante el embarazo

La mayoría de las mujeres se preocupan mucho de su alimentación durante el embarazo; pero lo ideal sería que empezaran a cuidarla en el momento que quieren quedarse embarazadas. Aún así si ya estás embarazada y te tomó por sorpresa alimentándote bien tu hijo puede crecer muy saludable mientras esté en tu barriga.

 

Realmente la alimentación durante el embarazo debe seguir siendo saludable igual que en cualquier otro momento de la vida de la mujer; sólo que deberá tomarse suplementos que ayuden en la gestación como Yodo, hierro y ácido fólico; y tener más cuidado con algunos alimentos que sin estar embarazadas no supondrían peligro.

 

La alimentación durante el embarazo deberá incluir el ácido fólico.

 

El ácido fólico o vitamina B9 participa en el crecimiento y desarrollo celular; y por tanto es básico para que el bebé se geste adecuadamente. Las necesidades del ácido fólico se ven incrementadas en esta época y no es raro que los médicos incluyan pastillas de ácido fólico para complementar la alimentación durante el embarazo.

 

Aún así también existe el ácido fólico de manera natural especialmente en los vegetales de hoja verde (lechuga, espinacas, repollo, acelgas, etc); y en las legumbres (lentejas, garbanzos, alubias, etc).

 

¿Por qué incluir el yodo en el embarazo?

 

El yodo es el imprescindible para que la tiroides funcione correctamente y su ausencia en el organismo puede provocar problemas de hipo o hipertiroidismo. Pero durante el embarazo (y sobretodo durante el primer trimestre) el feto no es capaz de fabricarlas; así que la alimentación durante el embarazo de una mujer tiene que incluir una buena cantidad para que se forme bien.

 

¿Qué alimentos son ricos en yodo de manera natural? Los pescados y mariscos y la sal yodada tienen abundante yodo y por eso son imprescindibles en la alimentación de cualquier mujer embarazada.

 

El hierro es un básico de la alimentación durante el embarazo

 

Un nivel demasiado bajo de hierro produce anemia en cualquiera pero durante el embarazo el riesgo es mucho mayor. El motivo es que el volumen sanguíneo se ve muy incrementado por la placenta y porque el feto tiene su propia sangre también; por eso es muy necesario incluir el hierro en la alimentación durante el embarazo.

 

¿Qué alimentos contienen hierro de manera natural? Dentro del reino animal: las carnes rojas, el pollo, el pescado y los mariscos; y dentro del reino vegetal las verduras de hoja verde, las legumbres, los cereales y los frutos secos.

 

No debemos tomar bebidas con cafeína o alimentos ricos en calcio; y si los consumimos que no sea a la misma hora que los alimentos con hierro porque sino dificultaría su absorción.

 

Alimentos prohibidos durante el embarazo

 

Cualquier dieta con cualquier fin debe incluir todos los grupos de alimentos en las cantidades adecuadas; y por supuesto la alimentación durante el embarazo también. No obstante, hay algunos alimentos que deberíamos tomarlos con precaución o incluso evitarlos mientras el embarazo dure.

 

  • Pescado y marisco crudo. Los alimentos crudos pueden tener gérmenes que en condiciones normales no nos harían daño pero a un feto todavía en formación puede resultarle muy perjudicial. El pescado y el marisco crudos podrían provocar toxoplasmosis o salmonelosis al feto si los incluimos en nuestra alimentación durante el embarazo.
  • Carne poco hecha o cruda. Al igual que el pescado y el marisco puede contener gérmenes que perjudiquen la salud del feto. El principal enemigo es el toxoplasma gondii que se transmite al humano a través de la carne vacuno, ovino o cerdo contaminada.
  • Patés. No tendrían problema si se hacen a partir de carne cocinada o a partir de carne de ave; pero si la base es carne o pescado demasiado crudo tenemos el mismo riesgo que describimos en los puntos anteriores. Así que no deberemos incluirlos en la alimentación durante el embarazo.
  • Embutidos. Normalmente cuando una mujer está embarazada se recomienda que se haga el test del toxoplasma godii; y suponiendo que de negativo (es decir, que no lo haya padecido nunca) deberá evitar los embutidos crudos o curados. Por ejemplo el jamón serrano o el chorizo.
  • Quesos no pasteurizados. Los quesos no pasteurizados son aquellos que están elaborados en un alto porcentaje con leche cruda; y como todos los alimentos crudos pueden contener gérmenes y bacterias perjudiciales para el desarrollo del feto como la listeriosis. Así que al elaborar la lista de la compra en la que se base tu alimentación durante el embarazo ten cuidado con los alimentos crudos.
La alimentación durante el embarazo deberá evitar los alimentos no cocinados y los demasiado ácidos.
  • Tomates y patatas verdes. Ambos son ricos en sustancias tóxicas que puede producir trastornos gastrointestinales en el bebé; así que hay que tomarlos maduros para evitar problemas. Los tomates además al tomarlos crudos pueden provocar urticaria durante el embarazo así que hay que tomarlos con moderación.
  • Espinacas, acelgas y verduras de hoja verde. Ambas son ricas en nitratos y al igual que el pescado y la carne pueden contagiar la toxoplasmosis. Para ello hay que lavar la fruta y la verdura antes de su injesta y en caso de ser posible hervirla y tirar todo el agua antes de consumirla. También hay un truco que funciona muy bien y que no mucha gente sabe; hervir la verdura durante unos minutos y luego cambiarle el agua y continuar la elaboración del plato como habitualmente.
  • Sal. Durante el embarazo ya de por sí una mujer retiene muchos más líquidos que habitualmente; pero la sal obligará a su cuerpo a retener aún más provocando hipertensión por el alto volumen sanguíneo que el exceso de líquido provoca en el organismo. Así que es importante que tengamos esto en cuenta al elaborar las comidas que conforman la alimentación durante el embarazo.
  • Cafeína, teína y alcohol. Estas sustancias afectan al sueño y al ritmo cardíaco; por eso mismo no deben formar parte de  la alimentación durante el embarazo. La cafeína dificulta la absorción de hierro por el organismo y el alcohol aumenta el riesgo de aborto, parto prematuro y también puede provocar complicaciones durante el embarazo volviéndolo de alto riesgo.

 

Hábitos y trucos alimenticios para prevenir las molestias más habituales.

 

  • Náuseas el efecto secundario más temido de una embarazada

 

Es uno de los efectos secundarios más famosos y más temidos de toda mujer embarazada; lo más habitual es que aparezcan por la mañana pero realmente pueden aparecer en cualquier momento del día.

 

¿Qué podemos hacer si aparecen? Tomar algún hidrato de carbono un ratito antes de levantarnos de la cama (una gallega o una tostada por ejemplo). Si perduran durante demasiado tiempo durante el día comer menos cantidad y más veces al día para no tener nunca el estómago demasiado lleno; y evitar alimentos ácidos o pesados que puedan hacer que las náuseas sean mayores. El tipo de alimentación durante el embarazo es básico para evitar este problema.

 

¿Qué alimentos debemos tomar para evitarlas? Carbohidratos de calidad como los cereales integrales o verduras como los aguacates.

 

  • Cistitis, cómo tener en cuenta la alimentación durante el embarazo para evitarla.

 

Los riñones necesitan eliminar una cantidad mucho mayor de líquido que cuando una mujer no está embarazada; ésto hace que tenga que orinar con mucha más frecuencia y que sea más proclive a infecciones en las vías urinarias que en otras épocas de su vida. En ocasiones podría traducirse también en incontinencia urinaria. La alimentación durante el embarazo deberá cuidarse para evitar males mayores.

 

¿Cuándo debemos preocuparnos? La aparición de una cistitis que no curamos a tiempo puede hacer que un embarazo normal se transforme en un embarazo de riesgo. Así que lo mejor que podemos hacer es pedirle al ginecólogo que nos haga analíticas frecuentes para descartarla.

 

¿Qué alimentos podrán ayudarnos a no sufrir cistitis? Aquellos que contienen agua en grandes cantidades; por ejemplo: los arándanos rojos, los espárragos, pepinos, apios, peras, rábanos, ajo, perejil, brócoli; etc.

 

  • Cansancio y somnolencia qué lo provoca y cómo influye la alimentación durante el embarazo

 

Cuando una mujer se queda embarazada su metabolismo se vuelve más lento porque tiene que repartir la energía con el bebé para que también pueda desarrollarse. Por eso es tan frecuente especialmente en el primer trimestre.

 

¿Qué debemos hacer? No intentar luchar contra el sueño; es totalmente normal que una mujer se encuentre más cansada mientras está embarazada y es incluso saludable que respete los ritmos de sueño que le pide el cuerpo.

 

¿Qué tipos de alimentos deberá tomar para evitar el cansancio?. Aquellos ricos en hierro como las carnes rojas, los pescados, mariscos o legumbres. La ausencia o falta de hierro es también la responsable de los mareos, la palidez, os desmayos o la dificultad para respirar que a veces tienen las embarazadas; por eso el hierro deberá ser tenido muy en cuenta en la alimentación durante el embarazo de cualquier mujer. También es recomendable tomar abundante vitamina C porque ayudará a que el hierro se absorba mejor.

 

  • Estreñimiento y hemorroides durante el embarazo. Por qué se producen y cómo podemos modificar la alimentación para evitarlas.

 

Son más habituales durante el tercer trimestre del embarazo aunque pueden aparecer antes. El motivo es que el útero empieza a presionar sobre el intestino; eso provoca por un lado que la hez pase con mayor dificultad y por otro que el tracto intestinal se vuelva mucho más lento.

 

Las hemorroides por su parte es la suma del estreñimiento y la dilatación de las venas que ya de por sí se produce durante un embarazo; ésto provoca que los vasos sanguíneos en la zona rectal aumenten la presión que tienen que soportar y a la larga producen picor, la aparición de las hemorroides y a veces bastante dolor.

 

¿Qué hacer para remediarlo?. La alimentación durante el embarazo deberá incluir alimentos ricos en fibra como cereales, legumbres, frutas, verduras; y por supuesto la mujer embarazada deberá beber mucha agua y hacer caminatas todos los días.

 

  • Diabetes gestacional. Cómo debemos modificar la alimentación durante el embarazo para evitarla

 

La diabetes durante la gestación es muy habitual en aquellas mujeres que sufrían de sobrepeso antes de quedarse embarazadas; así como aquellas que tienen antecedentes de diabetes en la familia, síndrome de ovario poliquístico o falta de actividad física. Si no la controlamos a tiempo puede ser que necesitemos una cesárea porque hayamos tenido un bebé demasiado grande y el parto normal sea inviable; que el bebé salga prematuro o incluso que fallezca en el vientre materno antes de nacer.

 

¿Cómo podemos controlarla si la tenemos? La alimentación durante el embarazo es clave para ello: deberemos tomar alimentos ricos en fibra y restringir el consumo de azúcares; mantener un ritmo de actividad adecuado durante el embarazo e intentar comenzar el embarazo con un peso adecuado para nuestro cuerpo.

 

  • Calambres en las piernas. ¿Por qué son tan típicos en las embarazadas?

 

Los calambres se producen porque un músculo se tensiona de manera involuntaria provocando un dolor intenso; algo así como si tuviéramos un nudo en él. Cuando una mujer está embarazada los músculos del tren inferior están mucho más tensionados porque tienen que soportar mucho más peso del normal; así que es normal que los calambres en las piernas se produzcan especialmente en las fases finales del embarazo.

 

¿Qué debe incluir la alimentación durante el embarazo para evitarlos?. Para erradicar los calambres nuestro organismo deberá tener una cantidad suficiente de potasio y calcio. Así que deberemos tomar una cantidad suficiente de lácteos, verduras de hoja verde, cereales integrales, pescados; así como frutas como el plátano y tubérculos como la patata.

 

  • Ardor de estómago. Cómo modificar la alimentación durante el embarazo para evitarlos

 

Durante el embarazo el tracto digestivo se hace más lento por dos motivos: en primer lugar porque el tamaño del útero aumenta y deja menos espacio al estómago; y en segundo lugar porque se produce un nuevo ritmo hormonal que produce alteraciones gástricas.

 

Todo ello facilita que por momentos debido a la lenta digestión parte de los alimentos mezclados con los jugos gástricos y no digeridos todavía asciendan al esófago.

 

¿Cómo tener en cuenta la alimentación durante el embarazo? En primer lugar es importante no tomar antiácidos o bicarbonato sin prescripción médica; además debemos evitar alimentos muy grasos, picantes, excesivamente especiados, fritos o muy azucarados. También debemos evitar bebidas con cafeína y frutas cítricas porque potenciarán la sensación de ardor estomacal.

 

  • Varices. ¿Cómo podemos ayudar a que no nos salgan?

 

El motivo de su aparición es que el tren inferior tiene que soportar mucho más peso; y además el aumento de líquido en nuestro cuerpo hace que suframos de hipertensión por eso la consecuencia es que las venas pueden romperse y consecuentemente aparecer las varices.

 

¿Qué podemos hacer para evitar su aparición? Caminar y intentar sentarnos de tal manera que repartamos el peso entre ambas piernas; intentar tener los pies elevados cuando nos metamos en cama; no aplicar calor a zonas en las que ya tengamos varices; utilizar agua fría en la ducha donde ya las haya.

 

¿Cómo tener en cuenta la alimentación durante el embarazo para evitar una mala circulación que provoque su aparición?. En primer lugar deberemos beber mucha agua puesto que ayudará a que la sangre sea más líquida y por lo tanto fluya mejor dentro de nuestro organismo; en segundo lugar una dieta rica en antioxidantes como: el aceite de oliva; los arándanos; frutas rojas como las fresas y frambuesas; los cítricos, las cebollas, los ajos, etc.

 

En este post queremos dejaros unos tips para que si estáis embarazadas o queréis estarlo pronto podáis alimentaros bien y evitar las principales molestias del embarazo. Como resumen, podemos decir que en la alimentación durante el embarazo deberemos evitar los alimentos no cocinados o demasiado poco preparados; y ayudar con nuestra alimentación a solucionar las principales molestias que toda mujer tiene cuando se queda embarazada.

Article Categories:
Tips

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *