Hígado graso. Síntomas, causas y dieta

Hígado graso

El hígado graso es una dolencia que preocupa mucho a quien lo tiene porque puede derivar en problemas hepáticos serios. El hígado es uno de los órganos más grandes del cuerpo y uno de los principales filtros del cuerpo para desintoxicarlo; es el encargado de eliminar las toxinas y ayuda a almacenar la energía y los nutrientes. Si tenemos un problema de hígado graso obviamente nuestro hígado no podrá hacer bien sus funciones habituales.

 

¿Qué es el hígado graso y cuáles son sus síntomas?

 

El hígado graso se produce por la acumulación de grasas en el interior de las células hepáticas dificultando la labor para la que el hígado está diseñado. Dentro de esta enfermedad tenemos que distinguir entre dos tipos distintos: el hígado graso alcohólico y el no alcohólico.

 

Por supuesto si sabemos a ciencia cierta que lo tenemos deberemos ir a un especialista para que nos de un buen tratamiento para el hígado graso; pero si no lo sabemos con exactitud ¿cuáles son los síntomas?

 

En muchas ocasiones no se presentan síntomas; y en el caso de aparecer el primero suele ser el cansancio junto con algún malestar abdominal. Si con el tiempo se agrava pueden aparecer otros como:

  • Debilidad
  • Pérdida de apetito
  • Acumulación de líquido en piernas y abdomen
  • Ictericia (color amarillento de la piel)
  • Y en casos más graves sangrado gastrointestinal

 

¿Cuáles son las causas del hígado graso?

 

Una de las principales causas del hígado graso es obviamente tener demasiada grasa acumulada en el cuerpo; así pues la obesidad puede provocar que nos aparezcan problemas por ésto. Otra causa importante es la resistencia a la insulina o la diabetes puesto que en ambos casos no metabolizamos los hidratos de carbono adecuadamente. Sin embargo aunque éstas son las causas más frecuentes no son las únicas causas posibles; podemos citar también:

  • Exceso de colesterol en sangre
  • Presión arterial alta
  • Pérdida de peso muy brusca en muy poco tiempo
  • Medicamentos como los corticoides y los tratamientos para el cáncer

 

Cómo limpiarlo y qué efecto tiene el alcohol

 

Para limpiar el hígado graso debemos beber mucha agua por dos motivos: en primer lugar porque nos ayudará a eliminar lo que no necesitamos; y en segundo lugar porque está demostrado que las moléculas de agua deshacen los enlaces de las moléculas de glucosa (éste es el motivo por el que los diabéticos tienen mucha sed después de tomar un alimento rico en hidratos de carbono).

 

También nos será de utilidad tomar alimentos con ph ácido. Si hacéis una prueba con grasa de algún animal; o con un alimento como la leche animal que la contiene en abundancia y le añadís limón o vinagre veréis que se desintegra. Entre los alimentos que serían útiles para lograrlo estarían: el limón y el resto de cítricos, el vinagre,  el jenjibre o el aguacate.

 

Cuando tomamos demasiado alcohol también tomamos demasiado azúcar. El alcohol es azúcar fermentado y más allá del efecto que pueda producir al emborracharnos si lo tomamos en excesiva cantidad y frecuencia antes o después afectará al hígado provocando que acumule grasa en su interior; para evitarlo debemos tomarlo en medida moderada porque las consecuencias a largo plazo pueden llegar incluso a la cirrosis. Cualquiera puede tomarse una cerveza de vez en cuando pero si abusa acabará padeciendo de hígado graso.

 

Cómo curar el hígado graso y qué dieta deberemos seguir

 

En primer lugar deberemos ir al médico, seguir al pie de la letra todas sus pautas y tomarnos el tratamiento que nos mande. Pero de poco valdrá ninguna pastilla si no cambiamos nuestros hábitos porque más tarde o más temprano volveremos a tener el mismo problema cuando dejemos de tomarlas.

 

Para tener una dieta adecuada lo recomendable es evitar las grasas trans porque son las más difíciles de eliminar y por tanto las que más se nos acumularán; ésta la encontramos fundamentalmente en la bollería industrial así que si la eliminamos por completo de nuestra dieta mejor.

 

En segundo lugar y si cabe más importante para curar el hígado graso y limpiarlo adecuadamente debemos controlar la cantidad de hidratos de carbono que tomamos; pero como siempre os decimos NO DEBEMOS ELIMINAR POR COMPLETO NINGÚN GRUPO ALIMENTICIO DE NUESTRA DIETA. La solución pasaría por restringir la injesta diaria de este grupo de alimentos de la siguiente manera: en las principales comidas del día el hidrato de carbono es obligatorio pero no puede exceder de la cuarta parte del plato.

 

¿Qué alimentos son los que más nos pueden ayudar?

 

Los alimentos que más nos pueden ayudar a reducirlo son aquellos que nos benefician a la hora de eliminar la grasa como los cítricos o el jenjibre; pero eso sólo sería un ingrediente en las principales comidas del día o probablemente una bebida entre comidas.

 

Para eliminar las grasas del hígado y las que están dentro de cualquier otro órgano debemos tomar una dieta rica en:

  • Pescado, especialmente aquellos que tienen abundante Omega 3 como el salmón, el atún o la sardina
  • Aceites vegetales como por ejemplo el de soja o el de linaza
  • Semillas y frutos secos como las almendras, las nueces o la chía
  • Frutas y verduras en general, y especialmente las de color verde como las espinacas, la lechuga o el repollo.

 

Si sigues éstos consejos no solo podrás limpiar el hígado graso sino que también podrás bajar de peso si necesitas hacerlo y mejorarás mucho tus digestiones.

Article Categories:
Tips

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *