Intolerancias alimentarias. Síntomas

intolerancia alimentaria

¿Qué es una intolerancia alimentaria?

 

Una intolerancia alimentaria es una reacción adversa de nuestro organismo a la hora de digerir un alimento o un componente del alimento; ya que el cuerpo no es capaz de metabolizarlo correctamente.

 

Cuando una persona desconoce que tiene una intolerancia pero nota todos o parte de los síntomas que ahora detallaremos tiene altas probabilidades de desarrollar enfermedades autoinmunes como el temido cáncer. Así que si notáis alguno de los síntomas no dudéis en ir a haceros una prueba de intolerancia alimentaria; así evitaréis en gran medida aquellos alimentos que os estén perjudicando.

 

Síntomas de intolerancia alimentaria

 

La mayoría de los síntomas son de carácter gastrointestinal. Suelen manifestarse en forma de dolor, colon irritable, hinchazón abdominal y en menor medida en las piernas, etc. Pero también hay otros que hay que tener en cuenta:

 

  • Síntomas neurológicos. Dolores de cabeza (sobretodo la migraña); mareos; vértigo, etc
  • Transtornos psicológicos derivados de la debilidad como por ejemplo depresión, fatiga, ansiedad…
  • Problemas dermatológicos: el más frecuente es el acné pero también eczemas y psoriasis)
  • Sobrepeso  y otros transtornos de endocrinología debido a la dificultad para digerir el alimento agresor.
  • En menor medida problemas respiratorios como la rinitis.

 

¿Qué alimentos nos pueden provocar intolerancia?

 

Cualquier alimento del mercado nos puede provocar intolerancias pero los que más veces nos la producen son las leches animales; con su conocida intolerancia a la lactosa. Así como también el huevo o los alimentos ricos en gluten como aquellos que abundan en harina.

 

Los test de intolerancia alimentaria generan muchas opiniones. Hoy en día se pueden conseguir en farmacias, gimnasios, centros de salud alternativa…; pero sin lugar a dudas lo mejor es siempre ir a un médico que nos haga una analítica completa en el que se incluyan nuestras intolerancias.

 

Es importante conocer nuestras intolerancias porque pueden hacer que no consigamos adelgazar por mucho que lo intentemos; e incluso pueden provocar que nuestro hígado se vuelva graso con lo que el organismo no eliminará adecuadamente lo que no necesita

 

Diferencia entre intolerancia y alergia

 

La principal diferencia entre una intolerancia y una alergia es la reacción del cuerpo ante el alimento. Cuando tenemos una intolerancia le cuesta digerirlo y nos produce la mayor parte de las veces molestias de origen gastrointestinal. Sin embargo ante una alergia alimentaria el organismo detecta el alimento como un invasor; y reacciona con la misma fiereza que si intentara entrar un virus en él.

 

Si un alimento nos produce alergia la reacción de nuestro cuerpo puede llegar a ser muy desmedida; no en pocas ocasiones puede provocarnos un fuerte dolor de estómago, tos, ronquera, vómitos, problemas respiratorios; etc.

 

Resumiendo; si tenemos uno o varios de los síntomas que hemos enumerado debemos hacernos unas pruebas en las que se incluya un buen análisis de intolerancia alimentaria; y por supuesto si nos sale alguna intolerancia evitar tomar el alimento agresor.

 

 

Article Categories:
Tips

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *