Jarrete de cordero asado al horno

jarrete de cordero asado al horno

El jarrete de cordero asado al horno es un plato de elaboración sencilla pero muy lucido en una mesa donde hay invitados. Además es muy nutritiva y se puede cocinar de manera que sea baja en grasa.

 

La carne de cordero puede ser realmente deliciosa y admite variedad de recetas en las que caben todos los gustos, podrás ver recetas muy tradicionales y otras más novedosas pero todas con mucho sabor.

 

Esta receta está sacada del blog de recetas light adelgazar aunque yo cambié un poco la cantidad de ingredientes. En cualquier caso os quedará bien cualquiera de las dos versiones.

 

Si te gusta este tipo de recetas no te pierdas las recetas de carne que tenemos como por ejemplo el estofado de ternera con zanahorias; seguro que os sorprenderá

 

Ingredientes para 4 personas.

  • 4 jarretes de cordero
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 4 patatas medianas
  • Medio kilo de guisantes
  • 3 dientes de ajo
  • Una pizca de tomillo
  • 1 pizca de romero
  • Zumo de medio limón
  • Sal
  • Pimienta

 

Elaboración del jarrete de cordero asado al horno

Cuando empezamos a cocinar el primer paso siempre debería ser limpiar bien todos los ingredientes; ya sé que es obvio pero no por ello menos importante.

 

En primer lugar precalentamos el horno a 180º con calor por ambos lados. Después salpimentamos los jarretes y los colocamos en una bandeja de horno; le añadimos un chorrito de aceite y los introducimos en el horno aproximadamente 40 minutos.

 

Mientras tanto pelamos las patatas y las cortamos para ponerlas a cocer; en este sentido podéis hacerlo a vuestro gusto: enteras, en rodajas; etc. Cuando el horneado esté ya bastante avanzado (más o menos por la mitad) las ponemos a cocer con agua y un poco de sal; y a mitad de cocción añadimos los guisantes.

 

Para que el jarrete de cordero asado al horno nos quede en su punto deberemos echarle hacer un majado con el tomillo, el romero el ajo y el zumo de limón; luego le añadimos 200 ml de agua y le agregamos la mezcla a mitad de cocción.

 

Acto seguido le damos la vuelta al cordero para que se haga por todas partes de manera uniforme y para que el agua lo impregne por completo.

 

El momento de retirar el cordero será cuando se desprenda el hueso con facilidad; si antes se tuesta demasiado podemos arreglarlo poniendo papel albal por encima pero no debemos retirarlo del horno hasta que llegue a ese punto.

 

Por último ponemos el jarrete en un plato con una patata y una ración de guisantes en cada uno.

 

Origen de la foto: recetas light adelgazar

Article Categories:
Carne

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *