Merluza en salsa verde

merluza en salsa verde

La merluza en salsa verde es uno de los platos más típicos de la gastronomía de España. Aunque se puede realizar con pocos ingredientes, todos ellos muy fáciles de encontrar; puede ser un plato muy digno que poner en una mesa con muchos comensales y que además se prepara muy rápido

El origen de este plato está en el País Vasco, donde le conoce también por el nombre de merluza a la vasca o merluza koskera, pero rápidamente se fue extendiendo por todo el país de tal manera que a día de hoy ya es un plato que podemos encontrar en casi cualquier lugar de la geografía española. La receta básica lleva solamente merluza pero a mí me gusta añadirle también almejas porque creo que le quedan muy bien.

Ingredientes para la merluza en salsa verde. 4 personas

  • 4 rodajas de merluza
  • Una cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • Medio vaso de vino blanco
  • Medio vaso de caldo de pescado
  • Perejil fresco (no hay una cantidad pero tiene que ser en una cantidad abundante porque será lo que le de color)
  • Almejas (16 uds)
  • 8 Patatas para acompañar

 

Elaboración

En primer lugar pelamos las patatas, las cortamos en rodajas y las ponemos a hervir hasta que estén en su punto de cocción. Luego picamos el ajo y la cebolla y lo sofreímos hasta que la cebolla esté transparente.

En cuanto el sofrito esté listo añadimos el vino blanco y el caldo de pescado y lo dejamos reducir aproximadamente unos 10 minutos para que se evapore el alcohol del vino. Acto seguido picamos el perejil y lo añadimos a la cazuela.

Por último, añadimos las rodajas de merluza y las almejas; no debemos apagarlo hasta que las almejas estén abiertas y la merluza bien cocida (para saberlo podemos pinchar una con un cuchillo y tiene que escurrirse sin esfuerzo).

Si queréis también podéis añadirle guisantes, espárragos o alguna otra hortaliza. Hay gente que le añade a la salsa una cucharada de harina pero como este blog está pensado para ayudaros a adelgazar sin que comer sea un sufrimiento yo no se la puse.

 

Éste es un plato con el que es muy fácil triunfar en cualquier mesa tanto para hacerlo a diario como en ocasiones especiales. Si quieres hacerlo un día que tengas invitados a comer o a cenar puedes enriquecerlo con más marisco como por ejemplo unas gambas.

Si elaboras este plato tendrás también una estupenda cena porque resulta muy digestiva y muy poco pesada.

Article Categories:
Pescado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *